septiembre 4, 2022

Que es el flow

Que es el flow

Encuentra tu flujo: el simple an

Si alguna vez te has sentido completamente absorbido por algo, es posible que hayas experimentado un estado mental que los psicólogos denominan flujo. Alcanzar este estado puede ayudar a las personas a sentir mayor disfrute, energía e implicación.

Imagina por un momento que estás corriendo una carrera. Tu atención se centra en los movimientos de tu cuerpo, la potencia de tus músculos, la fuerza de tus pulmones y la sensación de la calle bajo tus pies. Estás viviendo el momento, completamente absorto en la actividad presente. El tiempo parece desaparecer. Estás cansado, pero apenas lo notas. Este es un ejemplo de estado de flujo.

“El ego desaparece. El tiempo vuela. Cada acción, cada movimiento y cada pensamiento se desprende inevitablemente del anterior, como cuando tocas jazz. Todo tu ser está involucrado y utilizas tus habilidades al máximo”, dijo Csíkszentmihályi en una entrevista con la revista Wired.

Este estado suele asociarse a las artes creativas, como la pintura, el dibujo o la escritura. Sin embargo, también puede producirse mientras se practica un deporte, como el esquí, el tenis, el fútbol, el baile o la carrera.

Qué es el flujo microsoft

En psicología positiva, un estado de flujo, también conocido coloquialmente como estar en la zona, es el estado mental en el que una persona que realiza alguna actividad está totalmente inmersa en una sensación de concentración energizada, plena implicación y disfrute en el proceso de la actividad. En esencia, el flujo se caracteriza por la completa absorción en lo que uno hace, y una transformación resultante en el sentido del tiempo.

Nombrado por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975, el concepto se ha referido ampliamente al estado de flujo en una variedad de campos (y es particularmente reconocido en la terapia ocupacional), aunque se ha afirmado que el concepto ha existido durante miles de años bajo otros nombres[1][necesita cita para verificar].

El estado de flujo comparte muchas características con la hiperfocalización. Sin embargo, la hiperconcentración no siempre se describe de forma positiva. Algunos ejemplos son pasar “demasiado” tiempo jugando a los videojuegos o dejarse absorber placenteramente por un aspecto de una tarea en detrimento de la tarea general. En algunos casos, la hiperconcentración puede “capturar” a una persona, haciendo que parezca desconcentrada o que empiece varios proyectos, pero que termine pocos.

Qué es el flujo en la ciencia

Si alguna vez se ha sentido completamente absorbido por algo, es posible que haya experimentado un estado mental que los psicólogos denominan flujo. Alcanzar este estado puede ayudar a las personas a sentir mayor disfrute, energía e implicación.

Imagina por un momento que estás corriendo una carrera. Tu atención se centra en los movimientos de tu cuerpo, la potencia de tus músculos, la fuerza de tus pulmones y la sensación de la calle bajo tus pies. Estás viviendo el momento, completamente absorto en la actividad presente. El tiempo parece desaparecer. Estás cansado, pero apenas lo notas. Este es un ejemplo de estado de flujo.

“El ego desaparece. El tiempo vuela. Cada acción, cada movimiento y cada pensamiento se desprende inevitablemente del anterior, como cuando tocas jazz. Todo tu ser está involucrado y utilizas tus habilidades al máximo”, dijo Csíkszentmihályi en una entrevista con la revista Wired.

Este estado suele asociarse a las artes creativas, como la pintura, el dibujo o la escritura. Sin embargo, también puede producirse mientras se practica un deporte, como el esquí, el tenis, el fútbol, el baile o la carrera.

Flujo

En psicología positiva, un estado de flujo, también conocido coloquialmente como estar en la zona, es el estado mental en el que una persona que realiza alguna actividad está totalmente inmersa en una sensación de concentración energizada, plena implicación y disfrute en el proceso de la actividad. En esencia, el flujo se caracteriza por la completa absorción en lo que uno hace, y una transformación resultante en el sentido del tiempo.

Nombrado por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975, el concepto se ha referido ampliamente al estado de flujo en una variedad de campos (y es particularmente reconocido en la terapia ocupacional), aunque se ha afirmado que el concepto ha existido durante miles de años bajo otros nombres[1][necesita cita para verificar].

El estado de flujo comparte muchas características con la hiperfocalización. Sin embargo, la hiperconcentración no siempre se describe de forma positiva. Algunos ejemplos son pasar “demasiado” tiempo jugando a los videojuegos o dejarse absorber placenteramente por un aspecto de una tarea en detrimento de la tarea general. En algunos casos, la hiperconcentración puede “capturar” a una persona, haciendo que parezca desconcentrada o que empiece varios proyectos, pero que termine pocos.

Puede que te hayas perdido