octubre 6, 2022

Correo electronico ing direct

Correo electronico ing direct

ing direct chat online

“No hay mantenimiento previsto”. Asegúrese de que su software Citrix está actualizado en su dispositivo personal. La última versión del software para – Windows / Mac le permite utilizar las características más nuevas (Teams), pero también es necesario para un rendimiento óptimo y por razones de seguridad. Compruebe su versión a través de la pestaña Preferencias avanzadas en la herramienta de Citrix.

“No hay mantenimiento previsto”. Asegúrese de que su software Citrix está actualizado en su dispositivo personal. La última versión del software para – Windows / Mac le permite utilizar las características más nuevas (Teams), pero también es necesario para un rendimiento óptimo y por razones de seguridad. Compruebe su versión a través de la pestaña Preferencias avanzadas en la herramienta de Citrix.

ing faq

ING Bank (Australia) Limited (que cotiza como ING desde 2017, y como ING DIRECT 1999-2017) es un banco directo que opera en Australia. Es una filial de propiedad absoluta del banco multinacional holandés ING Group. ING Australia posee una licencia bancaria australiana como empresa filial extranjera[2].

ING opera a través de una serie de entidades controladas: fideicomisos y la división bancaria principal, ING, que opera bajo los segmentos de Hipotecas, Ahorros, Banca Diaria, Préstamos al Consumidor, Superannuation, Seguros, Banca Mayorista y Préstamos Comerciales[1].

Fundado en 1999, ING Australia fue el primer banco directo de Australia. Desde entonces, ha crecido hasta convertirse en el mayor prestamista hipotecario fuera de los cuatro grandes bancos de Australia[3]. ING obtiene una puntuación favorable en cuanto a la satisfacción de los clientes y tiene la puntuación neta de promotores más alta de todas las principales instituciones financieras de Australia[4][5].

En diciembre de 2016, el banco tenía 1,7 millones de clientes y más de 500.000 cuentas de transacciones[1]. En diciembre de 2015, ING tenía una cartera de hipotecas valorada en 38.600 millones de dólares australianos y 1.600 millones de dólares australianos de superfondos bajo gestión, con 34.000 cuentas de jubilación activas en 2014[6].

comentarios del banco ing

“ING Email Scam” se refiere a una campaña de spam. Estos correos electrónicos de phishing intentan obtener las credenciales de inicio de sesión de los destinatarios afirmando que tienen un mensaje de ING, una corporación multinacional holandesa de servicios bancarios y financieros. Hay que subrayar que el Grupo ING genuino no está en absoluto asociado a estos correos.

Los correos electrónicos falsos de “ING” están en holandés y, según una traducción aproximada, informan a los destinatarios de un mensaje urgente de su banco. El enlace “Log in bij Mijn ING” presentado en estas cartas redirige a un sitio web de phishing.

Las estafas de phishing están diseñadas para extraer información sensible de sus víctimas (a través de sitios de grabación de datos o archivos). La página web promocionada a través de los correos electrónicos de la estafa “ING” tiene como objetivo las credenciales de inicio de sesión de la cuenta (nombres de usuario/contraseñas). El sitio puede obtener las credenciales bancarias o de correo electrónico de ING de los destinatarios.

Para explicar cómo se puede abusar de esto, las cuentas bancarias en línea pueden emplearse para realizar transacciones fraudulentas y/o compras en línea. Los correos electrónicos son de especial interés ya que se puede obtener el control de las cuentas, plataformas, servicios, etc. – conectados a ellos. Por ejemplo, las plataformas de comunicación (p. ej., correos electrónicos, redes sociales, etc.) pueden utilizarse para hacer proliferar programas maliciosos o pedir préstamos a los contactos, bajo la apariencia del verdadero propietario.

ing bank cerca de mí

“ING Bank email scam” se refiere a una campaña de spam. Las cartas enviadas a través de esta campaña están en holandés y supuestamente están relacionadas con las tarifas de aparcamiento. Cabe destacar que toda la información proporcionada por estos correos electrónicos es falsa, y las entidades legítimas mencionadas – no están asociadas a las cartas de estafa.

Según una traducción aproximada, los correos electrónicos de la estafa “ING Bank” afirman que hay un débito de 385,40 euros por concepto de tarifas de estacionamiento. A continuación, las cartas preguntan si la suma es correcta y afirman que, si ya se ha efectuado una transferencia directa, ésta no se puede anular. Los correos electrónicos también contienen otra información, relativa a la razón por la que se recibió el correo electrónico falso y al contenido que deben tener estas cartas y el que no.

Los datos a los que se dirigen incluyen: credenciales de inicio de sesión de cuentas (por ejemplo, banca en línea, comercio electrónico, correo electrónico, redes sociales, medios de comunicación social y nombres de usuario/contraseñas de otras plataformas), detalles de identificación personal, números de tarjetas de crédito, etc. La información robada se utiliza entonces para generar ingresos.

Las cuentas relacionadas con las finanzas pueden utilizarse para realizar transacciones fraudulentas y/o compras en línea. Los estafadores pueden utilizar las cuentas sociales para robar la identidad del propietario y pedir préstamos a sus contactos o para hacer proliferar el malware (compartiendo archivos/enlaces maliciosos). La información personal puede venderse a terceros o utilizarse para crear estafas personalizadas.

Puede que te hayas perdido