octubre 5, 2022

Receta muslo pollo al horno

Receta muslo pollo al horno

recetas de muslos de pollo sin piel al horno

Hay muchas recetas de muslos de pollo al horno en Internet. He añadido mi receta a la lista porque es una comida fácil, no complicada, sin complicaciones y llena de sabor. Y no me hagas hablar de la piel crujiente.

La piel es perfectamente crujiente, mientras que la carne es jugosa y tierna. Esta receta es versátil porque es una receta básica de pollo que va bien con casi cualquier guarnición. Incluso puedes aumentar el picante de esta receta añadiendo una pizca de chile en polvo y cayena.

Para una receta de pollo sencilla y sin complicaciones que añadir a su rotación de menús, estos Muslos de Pollo al Horno son mi principal recomendación. Si está buscando una receta para asar a la parrilla, entonces vea mis Muslos de Pollo a la Parrilla.

Aunque los muslos de pollo se pueden cocinar en exceso, es más difícil hacerlo que las pechugas de pollo. Esta es otra razón por la que me encanta cocinar muslos de pollo. El resultado es una carne jugosa en todo momento, siempre y cuando se cocine hasta que la temperatura interna alcance los 165 grados.

CONGELAR: Una vez que el pollo esté frío, colóquelo en un recipiente apto para el congelador o en una bolsa Ziploc. Congele durante 4-5 meses. Descongele el pollo en el refrigerador durante la noche y luego caliéntelo en un horno a 350 grados F durante 10-20 minutos, o hasta que se caliente.

muslos de pollo al horno crujientes

Hay muchas recetas de muslos de pollo al horno en Internet. He añadido mi receta a la lista porque es una comida fácil, no complicada, sin complicaciones y llena de sabor. Y no me hagas hablar de la piel crujiente.

La piel es perfectamente crujiente, mientras que la carne es jugosa y tierna. Esta receta es versátil porque es una receta básica de pollo que va bien con casi cualquier guarnición. Incluso puedes aumentar el picante de esta receta añadiendo una pizca de chile en polvo y cayena.

Para una receta de pollo sencilla y sin complicaciones que añadir a su rotación de menús, estos Muslos de Pollo al Horno son mi principal recomendación. Si está buscando una receta para asar a la parrilla, entonces vea mis Muslos de Pollo a la Parrilla.

Aunque los muslos de pollo se pueden cocinar en exceso, es más difícil hacerlo que las pechugas de pollo. Esta es otra razón por la que me encanta cocinar muslos de pollo. El resultado es una carne jugosa en todo momento, siempre y cuando se cocine hasta que la temperatura interna alcance los 165 grados.

CONGELAR: Una vez que el pollo esté frío, colóquelo en un recipiente apto para el congelador o en una bolsa Ziploc. Congele durante 4-5 meses. Descongele el pollo en el refrigerador durante la noche y luego caliéntelo en un horno a 350 grados F durante 10-20 minutos, o hasta que se caliente.

recetas de muslos de pollo 5 estrellas

No se preocupe; hoy comparto una receta de muslos de pollo a la barbacoa que se cuece en el horno. Así es; puedes hacer un pollo crujiente y sabroso que sabe como si viniera directamente de la parrilla, ¡pero que en realidad salió directamente del horno!

El tiempo variará en función de distintas variables, como la altitud, ya que los alimentos tienden a cocinarse de forma diferente en distintas altitudes. Sin embargo, a grandes rasgos, los muslos tardan entre 40 y 45 minutos en cocinarse en el horno. Es necesario que la carne alcance los 165 grados para asegurarse de que está terminada la cocción.

La forma más rápida de comprobar si los muslos de pollo están cocidos es comprobar la temperatura interna. Debe estar a 165 grados F. Si no tiene un termómetro, otra forma de comprobar si está hecho es buscar los jugos claros que salen del pollo.

ALMACENAR: Guarde las sobras en un recipiente hermético en la nevera durante unos 4-5 días. Para recalentar, coloque el pollo en una bandeja para hornear ligeramente y caliéntelo en un horno a 325 grados F durante 10-20 minutos o hasta que se caliente.

muslos de pollo al horno italianos

¿Nuestro secreto? Estos muslos de pollo deshuesados se marinan primero en una sencilla salsa de miel y mostaza que los hace increíblemente jugosos y sabrosos. Al hornear los muslos a una temperatura alta, se pasa menos tiempo en el horno con resultados aún mejores. Estos muslos están muy bien servidos con una gran ensalada o unas patatas asadas.

Cuanto más tiempo dejes marinar el pollo, mejor estará. Si sólo tienes tiempo para un marinado de 30 minutos, deja el pollo a temperatura ambiente. Si lo marinas durante más de una hora, déjalo marinar en la nevera.  Puede dejar el pollo marinado toda la noche en la nevera si es necesario; si pasa más tiempo, el pollo podría empezar a estropearse demasiado debido a la presencia de ácido y sodio.

Si está refrigerado, me gusta sacar el pollo y dejarlo calentar un poco a temperatura ambiente mientras se precalienta el horno. Pasar directamente de la nevera al horno puede hacer que el pollo se endurezca y se ponga duro, y favorecerá una cocción más desigual. Si pruebas esta receta, queremos saber qué te parece. Déjanos un comentario y una puntuación abajo

Puede que te hayas perdido